Rinoplastia secundaria.

La Rinoplastia secundaria, es aquella que se realiza tras otra intervención. También se conoce como Rinoplastia de revisión o Rinoplastia postraumática. Es la intervención quirúrgica de la nariz que se realiza para corregir los defectos indeseados que no  han podido corregir cirugías anteriores y que pueden generar importantes defectos añadidos. Los pacientes llegan a la consulta con graves problemas estéticos y funcionales, que pueden acarrear trastornos psicológicos muchas veces de trascendente importancia.

Los defectos más frecuentes son: asimetrías, nariz torcida, retracciones cicatriciales, colapsos valvulares y muchas veces tienen como consecuencia importantes disfunciones respiratorias.

La Rinoplastia secundaria es un desafío diferente al de una rinoplastia primaria. Es aún mas difícil que esta, pues las estructuras nasales, que pueden o no seguir existiendo, se encontrarán en mayor o menor medida alteradas por la/s cirugías previas.

Esta intervención es una operación difícil que requiere que el cirujano tenga mucha experiencia y amplios recursos técnicos, así como imaginación frente a hallazgos inesperados.

Indicaciones

Este tipo de intervención se realiza para corregir los problemas que persisten o surgen después una rinoplastia anterior.

Es necesario que el paciente que se somete a una Rinoplastia secundaria comprenda que no se trata de una intervención sencilla calificable como “retoque”, que es muy importante una exploración exhaustiva y completa de su apéndice nasal, de esta forma se encuentra en condiciones de comprender y aceptar qué aspectos podrán ser mejorados y cuáles no y en definitiva, qué grado de mejora estética y/o funcional podrá ser obtenido en cada caso.

Al igual que en la Rinoplastia primaria, es importante que el paciente deje de fumar un par de semanas antes de someterse a la cirugía. Además el cirujano podrá pedirle que deje de tomar algunos medicamentos en los días o semanas antes de la intervención.

Intervención

Ante una nariz operada podemos encontrar todas las alteraciones habituales de la rinoplastia primaria a las cuales se suman aquellos defectos provocados por la intervención o intervenciones anteriores. Estos problemas suelen ser debidos a un error diagnóstico y, por tanto, a la utilización de un procedimiento equivocado, a un error de técnica quirúrgica (falta de tratamiento, tratamiento insuficiente, excesivo o incorrecto) o a alteraciones individuales en la cicatrización de los tejidos.

En estos casos la intervención no seguirá los pasos de la rinoplastia convencional sino que se limitará a tratar aquellos defectos que alteran la normal anatomía de la nariz, aunque, como es lógico, en algunos casos puede ser necesario una nueva y completa operación. La cirugía consiste en la remodelación de las estructuras existentes (si procede) o en el modelado de los injertos para obtener la forma deseada.

La rinoplastia secundaria suele ser un poco más larga que una cirugía de rinoplastia primaria, recomendamos realizarla bajo anestesia general ya que podemos encontrarnos con necesidad de utilizar cartílago de otra zona como puede ser el cartílago auricular para realizar una reconstrucción.

Recuperación

Es similar a la de una rinoplastia primaria pudiendo durar algún tiempo más el edema, y en caso de utilización de cartílago auricular la recuperación extra de la zona de la que se extrae este.

Durante las primeras 24 horas tras la intervención, es normal que el paciente tenga la cara hinchada, que sienta molestias en la nariz y dolor de cabeza, pero todo esto cede con medicación.

El paciente debe permanecer tumbado con la cabeza elevada durante el primer día (excepto para ir al baño). Notará que el hinchazón y los hematomas alrededor de los ojos aumentan hasta alcanzar un máximo a los 2 ó 3 días. Aplicándose compresas frías disminuirá la hinchazón y notará la mejoría.

La mayoría de los hematomas y de la hinchazón desaparecerán en unas 2 semanas (un mínimo hinchazón, prácticamente sólo perceptible por su cirujano, podrá durar unos meses).

Es normal que durante los primeros días se produzca un ligero sangrado por la nariz. No deberá sonarse la nariz con fuerza durante una semana, más o menos, hasta que los tejidos cicatricen. Si tiene tapones en la nariz, éstos serán retirados en 1 ó 2 días, tras lo cual se encontrará mucho mejor. Después de una semana, o como mucho dos, se le retirará la escayola, y los puntos de piel, si es que tiene.

La mayoría de los pacientes que se someten a una rinoplastia se encuentran bien en 2 días, siendo capaces de volver al trabajo o al colegio en una semana más o menos. Sin embargo, no se deberán realizar algunas actividades hasta que no pasen algunas semanas.

El cirujano plástico le proporcionará instrucciones concretas, algunas recomendaciones son: evitar actividades extenuantes (footing, natación, hacer flexiones,…) durante 2 ó 3 semanas, evitar golpes en la nariz y tomar el sol durante 8 semanas; además deberá lavarse la cara y maquillarse con cuidado. Puede volver a colocarse lentillas tan pronto como quiera, pero si lleva gafas debe tomar ciertas precauciones. Su médico le irá viendo durante los meses siguientes a la cirugía para ver la evolución.

Resultados

La mejoría es progresiva y gradual, aunque un mínimo hinchazón puede mantenerse, sobre todo en la punta, durante unos meses. El resultado definitivo se obtiene en 1 año aproximadamente.

Por esta razón no se puede emitir un juicio sobre el resultado final de una nariz en los primeros meses. Dependiendo del estado inicial de la nariz, de si es la primera o segunda vez que se opera, de cómo evolucione la inflamación y las cicatrices, el resultado puede no ser satisfactorio para el paciente, precisando de más intervenciones para corregir las pequeñas imperfecciones que aun existan. Estas correcciones no se realizan nunca antes de un año.

El postoperatorio de una Rinoplastia no es doloroso y por lo general no se emplean analgésicos. El aspecto estético definitivo deberá seguir una evolución que llevará un tiempo no inferior a los seis meses. Se trata de una evolución lenta y progresiva que puede incluso pasar desapercibida. Sin embargo, hay que insistir en su gran importancia para el resultado definitivo.

  • Tiempo quirúrgico

    90 mins.

  • Anestesia

    Local

  • Hospitalización

    No requerida

  • Recuperación

    1 Semana

+34 951 404 355

Llámanos y pide tu cita

¿Quién es candidato para una rinoplastia?

Aquellas personas que desean mejorar el aspecto de su nariz, que han sufrido una deformidad postraumática o que sufren una desviación del tabique nasal que les provoca una dificultad respiratoria al disminuir la entrada de aire por alguno de los orificios nasales. Es una intervención muy frecuente en hombres y también en mujeres.

¿A qué edad es posible operarse la nariz?

Cuando se ha terminado el proceso de osificación de los huesos de la cara, normalmente entre los 15 y los 17 años. No obstante siempre es mejor esperar a la mayoría de edad antes de tomar la decisión de operarse.

¿Es una operación dolorosa?

La cirugía de la nariz no es una intervención dolorosa, las molestias se alivian fácilmente con los analgésicos habituales. Tras la cirugía, y sobre todo, durante las primeras 24 horas, el paciente puede sentir la cara hinchada, molestias sobre la nariz y dolor de cabeza, que ceden con medicación.

¿Qué tipo de anestesia se usa?

Habitualmente se realiza la intervención con anestesia local y sedación. Con este tipo de anestesia se obtiene una más rápida recuperación e, igualmente, el paciente no se entera de nada.

En intervenciones más complejas o con necesidad de hacer una septumplastia (intervención para solucionar la obstrucción de la nariz) se usa anestesia general.

¿Cuánto dura la intervención?

Normalmente dura hora y media, dependiendo de la complejidad de la intervención. Es rápida pero muy minuciosa técnicamente y que requiere gran habilidad del cirujano.

¿Cuánto tiempo tengo que llevar los tapones?

Normalmente se retiran tras 24 horas y en rinoplastias complejas 48 horas.

¿Puedo elegir el tipo de nariz que veo en una foto?

No es posible elegir cualquier modelo de nariz, la rinoplastia modifica la nariz existente y por tanto el resultado está condicionado por la forma primitiva de la misma. El cirujano siempre contemplará que el resultado sea una nariz natural y armónica con el resto del rostro, hay que tener en cuenta las facciones y características de cada paciente.

¿Qué riesgos entraña la operación?

La posibilidad de complicaciones en este tipo de intervención es muy poco frecuente. Puede producirse una infección o sangrado mayor del habitual, una reacción anómala a la anestesia, o pueden aparecer pequeñas venitas en la piel de la nariz que generalmente son transitorias (complicaciones muy raras, pero que pueden aparecer en cualquier intervención quirúrgica).

¿Cuándo se ve el resultado definitivo?

El resultado es inmediato, pero como colocamos una férula (de yeso, plástico o metálica acolchada) el paciente no ve el resultado hasta que la retiramos, que suele ser una semana después de la intervención.

Tras la retirada de la férula se produce un proceso inflamatorio que durará varias semanas o meses. La nariz se inflamará levemente y se endurecerá para luego ir desinflamando y volviéndose más blandita al tacto hasta su resultado definitivo, que se podrá apreciar al año de la intervención.

¿Se puede tomar el sol?

El sol es perjudicial para las cicatrices, aunque en este caso sólo habría una pequeña en la base de la nariz si la vía de acceso ha sido la abierta. Por consiguiente no tiene una contraindicación específica salvo por el calor que produce que, en los primeros dos meses y por el edema, no será recomendable.

¿Es posible llevar gafas?

Aunque no sea visible, el edema provocado por la operación persiste largo tiempo. Esto se nota usando gafas porque dejan una marca profunda en el punto de apoyo sobre la nariz. No existe una contraindicación, pero sí una recomendación de no llevarlas de forma continuada durante los dos primeros meses tras ser intervenido. Pueden usarse si se va reposando de vez en cuando dejando el tiempo necesario para que la marca se recupere.

Pide cita

GALERÍA DE FOTOS

Visita las fotos de Antes y Después de nuestros tratamientos de cirugía facial

PAGA HASTA EN 12 MESES

Essentia Clinic te ofrece la financiación de tu tratamiento.

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. En clinicaesteticamarbella.com utilizamos cookies, si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. more information

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. En clinicaesteticamarbella.com utilizamos cookies, si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.

Cerrar