Liposucción de Papada.

La liposucción de papada es un procedimiento quirúrgico que consiste en la eliminación de la grasa sobrante en cuello y papada. Esta intervención se realiza para mejorar la apariencia del cuello, proporcionando un contorno más delineado y sin abultamientos.

La papada, la capa de grasa  subcutánea que se acumula debajo del mentón, produce un abultamiento que contribuye a desdibujar el óvalo facial a causa de la pérdida de elasticidad muscular fisiológica que se pierde con el paso de los años.

Esta acumulación de grasa bajo la línea de la mandíbula puede afectar fácilmente a muchas personas sin que sufran necesariamente de sobrepeso, y a pesar de seguir rutinas de ejercicios y dietas para perder esa grasa indeseada, los resultados obtenidos no son los esperados, en ese caso, la liposucción de papada es la mejor opción para mejorar el contorno de rostro.

La liposucción de papada, se puede realizar en combinación con otras técnicas, como el lifting cervicofacial.

La decisión de tratar la papada mediante liposucción o con otra técnica quirúrgica depende de si ésta es predominantemente grasa, siendo la piel de buena calidad y con capacidad de retracción, o si, por el contrario, hay flaccidez y piel colgante, en cuyo caso la solución es estirar ésta mediante el lifting, o incluso corregir ciertos cordones verticales que presentan algunas personas ambos lados del mentón, descendiendo verticalmente a lo largo del cuello, y que dependen de un músculo situado por debajo de la piel .

Los pacientes que se realizan una liposucción de papada consiguen eliminar efectivamente el tejido graso del cuello y la papada, mejorar la definición del ángulo de su barbilla y obtener una mejor definición entre la línea de la mandíbula y el cuello.

Tras la intervención la mayoría de los pacientes muestra una enorme satisfacción y por regla general los resultados son muy buenos.

  • Tiempo quirúrgico

    40 a 60 mins.

  • Anestesia

    Local

  • Hospitalización

    No requerida

  • Recuperación

    2 a 3 días

+34 951 404 355

Llámanos y pide tu cita

Indicaciones

Los mejores candidatos para una reducción de papada son aquellas personas que desean eliminar el tejido graso molesto por debajo de la barbilla.

La edad es un factor importante para obtener los mejores resultados de esta intervención, los candidatos a este procedimiento no deben superar los 40 años para así garantizar el aspecto deseado debido a la elasticidad de la piel; sin embargo, existen otra serie de cirugías plásticas faciales que pueden ofrecer el mejoramiento de esta zona en personas mayores, como el lifting de cuello.

Durante la primera consulta, el especialista le asesorará sobre todas las opciones existentes y dudas del tratamiento.

El paciente deberá abstenerse de fumar durante al menos dos semanas antes y dos semanas después de la intervención, el tabaco afecta de manera muy negativa a la cicatrización de la herida. Si está tomando algún tipo de medicación, es muy importante que informe al cirujano antes de la operación.

Intervención

La cirugía se efectúa a través de pequeñas incisiones, por donde se introduce una cánula con la que se extrae el exceso de grasa, consiguiendo moldear la zona del cuello y mejorar el aspecto facial. El procedimiento que se sigue es similar al de cualquier tipo de liposucción.

Según el paciente y sus propias características físicas, como un cuello muy ancho, una barbilla pequeña, escasa tensión en los músculos de la zona, o la falta de tirantez en la piel, es posible que el cirujano opte por tensar los músculos mediante puntos de sutura, así como la eliminación del exceso de piel si fuese necesario.

Dependiendo de la extensión de la zona a tratar se efectuará sólo con anestesia local o anestesia local más sedación. Suele durar entre 40 minutos y 1 hora y se realiza de forma ambulatoria, lo que significa que no es necesario que el paciente se quede ingresado en la clínica.

Recuperación

El post-operatorio de la lipoescultura de papada no es doloroso. La recuperación comienza con unas vendas o gasas que se colocan en la zona, para evitar el contacto con agentes externos, y la posible infección en las incisiones. Además el paciente debe ser cuidadoso en sus movimientos para que no se resienta la zona intervenida, ni los puntos de sutura, en caso de que los hubiera.

Tras la intervención pueden aparecer hematomas o inflamación en la zona, aunque estas molestias iniciales son perfectamente controlables con un analgésico leve.

Para suavizar la inflamación, se recomienda durante los 2-3 primeros días aplicar frío en la zona y dormir con la cabeza ligeramente más alta que los pies.

Este procedimiento deja unas cicatrices apenas perceptibles, ya que las cánulas por las que se aspira la grasa son muy finas.

A los pocos días el paciente ya podrá incorporarse a su vida cotidiana, pero se aconseja no realizar actividades físicas durante las 3-4 semanas siguientes a la intervención.

Resultados

Tras la intervención la mayoría de los pacientes muestra una enorme satisfacción y por regla general los resultados son muy buenos, logrando eliminar la papada, estilizar el cuello y consiguiendo que el paciente se vea mejor.

Los resultados son muy efectivos. Aunque se vea un cambio inmediatamente, el resultado final no será visible hasta que se reduzca la hinchazón, lo que puede llevar varias semanas.

¿Quién se realiza una liposucción de papada?

La liposucción de papada es la mejor solución para personas jóvenes y, de mediana edad, tanto para hombres como mujeres, que desean disminuir la grasa que se va acumulando con los años debajo el mentón y que tienen la piel elástica y tersa.

¿Qué se consigue con una liposucción de papada?

Los pacientes que se realizan una liposucción de papada consiguen eliminar efectivamente el tejido graso de la papada, estilizar el cuello y conseguir un aspecto más definido, remodelado y terso.

¿Se puede realizar a cualquier edad?

La edad es un factor importante para obtener los mejores resultados de esta intervención, los candidatos a este procedimiento no deben superar los 40 años para así garantizar el aspecto deseado debido a la elasticidad de la piel; sin embargo, existen otra serie de cirugías plásticas faciales que pueden ofrecer el mejoramiento de esta zona en personas mayores, como el lifting de cuello.

¿Es una cirugía dolorosa?

No es una cirugía dolorosa, pero después de la cirugía posiblemente aparezca cierta molestia debido a la tirantez e hinchazón de la zona. Estas molestias desaparecen con analgésicos.

¿Qué riesgos conlleva la liposucción de papada?

Los riesgos en una liposucción de papada son mínimos. Como en cualquier intervención quirúrgica existe el riesgo de infección y también es posible que se acumule la sangre en la zona aspirada, lo que conlleva a que aumenten los hematomas.

Pide cita

GALERÍA DE FOTOS

Visita las fotos de Antes y Después de nuestros tratamientos de cirugía facial

PAGA HASTA EN 12 MESES

Essentia Clinic te ofrece la financiación de tu tratamiento.

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. En clinicaesteticamarbella.com utilizamos cookies, si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. more information

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. En clinicaesteticamarbella.com utilizamos cookies, si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.

Cerrar