Mentoplastia – Prótesis de Mentón o mandíbula .

La cirugía del mentón o mentoplastia, es uno de los procedimientos más comunes de la cirugía plástica que corrige las deformidades del mentón o barbilla.

El mentón es un elemento importante en el balance estético de la cara, su prominencia debe analizarse en relación con la totalidad de la cara, incluyendo la nariz, el cuello y los labios.

Cuando se examina la cara de perfil  el mentón debe estar localizado aproximadamente al mismo nivel del labio inferior en el hombre y 2 mm detrás en la mujer.

Los pacientes que se realizan una mentoplastia quedan muy satisfechos con el resultado, consiguen un mentón más definido, un perfil más balanceado y armónico, definir la línea del cuello y de la mandíbula y disminuir la papada.

La mentoplastia puede ser de dos tipos:

  • De aumento: cuando se pretende que un mentón poco definido aumente hasta conseguir dar más fuerza a su personalidad.
  • De reducción cuando se busca que un mentón excesivamente prominente se reduzca suavizando sus facciones.

+34 951 404 355

Llámanos y pide tu cita

  • Tiempo quirúrgico

    60 mins.

  • Anestesia

    Local y sedación o general

  • Hospitalización

    No requerida

  • Recuperación

    5 a 10 días

Indicaciones

La mentoplastia suele estar indicada para pacientes que presentan:

  • Mala proyección del mentón
  • Flacidez submental (papada)

En la mentoplastia la edad también debe tenerse en cuenta. Se recomienda no operarse hasta que ha terminado el desarrollo de la estructura facial, en las chicas alrededor de los 14 o 15 años, y los chicos un poco después.

En todos los casos es fundamental el estudio preoperatorio para determinar la técnica que se va a usar. El cirujano realizará un estudio sobre una foto de perfil del paciente, y en los casos que sea necesario sobre una radiografía, determinando la relación entre la nariz, los labios y el mentón.

Tipos
  • MENTOPLASTIA DE AUMENTOLa mentoplastia de aumento sirve para conseguir un perfil facial adecuado y se suele realizar mediante el deslizamiento de una porción de hueso hacia adelante (osteotomía deslizante), o bien, con mayor frecuencia mediante la inserción de una prótesis de silicona u otro material adecuado.
      • Mediante osteotomía deslizante

    Consiste en hacer, mediante un abordaje intraoral (no hay cicatrices externas), un corte en la mandíbula por debajo de las raíces de los dientes y del nervio dentario, con el fin de avanzar el mentón, que es fijado posteriormente con una miniplaca en la posición planificada previamente.

    Consigue mejores resultados a largo plazo, al no haber prótesis, no hay riesgo de rechazo, no hay riesgo de fibrosis ni riesgo de movilización; y además permite corregir asimetrías mandibulares con más facilidad que con prótesis.

    Como inconveniente el postoperatorio inmediato es algo más molesto, (más inflamación, más hematoma) y pueden lesionarse el nervio dentario o mentoniano.

      • Mediante prótesis

    Se implanta una prótesis de silicona u otro material, de pequeñas dimensiones, cuya textura y dureza se asemeje al hueso, impidiendo así que haya una diferencia notable entre un mentón natural y el que ha sido mejorado mediante una prótesis.

    En esta técnica, el cirujano hace una incisión en el pliegue natural dentro de la boca, luego crea un espacio para colocar el implante de material sintético que viene en una amplia variedad de formas y tamaños y después procede a cerrar las incisiones. Cuando se coloca vía oral no quedan cicatrices visibles, pero cuando se realiza por debajo del mentón puede quedar una mínima cicatriz.

  • MENTOPLASTIA DE REDUCCIÓNLa mentoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico que consiste en la modificación de la estructura y proyección del mentón a partir de la remodelación de las proporciones de su hueso y de la eliminación de su exceso.

    Para llevar a cabo una reducción de mentón, el cirujano realiza una incisión pequeña cerca del labio inferior del paciente aunque, en ocasiones, puede realizarla debajo del mentón. Seguidamente, el cirujano trata el hueso ubicado en la punta del mentón, elimina su exceso y lo remodela en función de la forma y contorno ideales para el rostro del paciente.

    Para estabilizar la modificación del hueso, el cirujano usualmente utiliza una placa de titanio y posteriormente sutura las incisiones realizadas en la zona intervenida.

Intervención

Para aumentar el mentón, existen dos opciones:

  • Implante de una prótesis: el cirujano hace una incisión en el pliegue natural dentro de la boca, luego crea un espacio para colocar el implante de material sintético y después procede a cerrar las incisiones.
  • Osteotomía deslizante: se realiza una incisión intraoral entre el labio inferior y la encía con el fin de avanzar el mentón, que es fijado posteriormente con una placa en la posición planificada previamente. Por último se sutura la herida.

Para llevar a cabo una reducción de mentón, el cirujano realiza una incisión pequeña cerca del labio inferior del paciente aunque, en ocasiones, puede realizarla debajo del mentón. Seguidamente, el cirujano trata el hueso ubicado en la punta del mentón, elimina su exceso y lo remodela en función de la forma y contorno ideales para el rostro del paciente.

Para estabilizar la modificación del hueso, el cirujano usualmente utiliza una placa de titanio y posteriormente sutura las incisiones realizadas en la zona intervenida.

Tanto la mentoplastia de aumento como la de reducción se suele realizar con anestesia local acompañada de sedación o general, dependiendo del procedimiento y de lo que prefiera el paciente. La intervención dura aproximadamente 1 hora, el proceso es indoloro y ambulatorio.

Recuperación

Tras la mentoplastia notará que al principio aumenta la inflamación en esa zona, llegando a su máximo después de dos o tres días. Se recomienda aplicar compresas frías en la zona que ayudan a que la inflamación sea menor. Tras la operación se recomienda una dieta blanda durante los primeros días.

Es común tener alguna pequeña hemorragia durante los primeros días, y después de la cirugía. Deberá cuidar mucho la higiene bucal, usando un antiséptico oral para evitar la infección, y para dejar que los tejidos se recuperen.

La mayor parte de la inflamación debe desaparecer en aproximadamente dos semanas. Permanecerá, no obstante, por varios meses una inflamación moderada que irá cediendo poco a poco.

Normalmente podrá ir incorporándose paulatinamente a su vida habitual en unos dos o tres días. Es conveniente evitar actividad fuerte durante dos o tres semanas. No golpearse o frotarse el mentón y la exposición solar en ochos semanas.

Resultados

Los resultados de la mentoplastia son definitivos y suelen ser muy satisfactorios, mejorando la belleza del rostro y armonizando las proporciones del paciente operado.

Se pueden observar resultados parciales de la mentoplastia cuando vaya bajando la hinchazón y desaparezcan los hematomas consecuencia de la intervención quirúrgica, lo cual tarda entre dos semanas y tres meses. Sin embargo, los resultados definitivos podrán apreciarse al año de la operación.

¿Quién necesita una mentoplastia?

Los candidatos para realizarse una mentoplastia son aquellas personas que presentan una mala proyección del mentón (ya sea por un mentón poco definido, o bien un mentón muy prominente) y/o flacidez submental (papada).

¿A qué edad se puede realizar la mentoplastia?

Se recomienda no operarse hasta que ha terminado el desarrollo de la estructura facial, en las chicas alrededor de los 14 o 15 años, y los chicos un poco después.

¿Queda cicatriz tras la mentoplastia?

Dependerá de la técnica empleada por el cirujano, si las incisiones se realizan en la zona interna de la boca, la cirugía no suele dejar cicatriz y, si las incisiones se realizan debajo del mentón, en ocasiones puede quedar una pequeña cicatriz visible que mejorará con el paso del tiempo.

¿Qué complicaciones pueden surgir?

Tras la cirugía del mentón no suelen aparecer grandes complicaciones, es normal la aparición de hematomas o hinchazón, mientras el hueso cicatriza. Estas molestias son fácilmente controlables con medicación. Asimismo, pueden surgir problemas de cicatrización o que aparezca alguna infección, por lo que es importante un seguimiento por parte del cirujano.

¿La prótesis puede ser rechazada?

La prótesis está fabricada con un material inerte y biocompatible, por lo que no sufre rechazo.

¿Cuándo podré ver el resultado?

Cuando vaya desapareciendo la inflamación, que podrá estar presente algunos meses, se apreciarán los resultados parciales; pero no se verá el resultado definitivo hasta que pase un año aproximadamente.

Pide cita

GALERÍA DE FOTOS

Visita las fotos de Antes y Después de nuestros tratamientos de cirugía facial

PAGA HASTA EN 12 MESES

Essentia Clinic te ofrece la financiación de tu tratamiento.

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. En clinicaesteticamarbella.com utilizamos cookies, si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. more information

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. En clinicaesteticamarbella.com utilizamos cookies, si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.

Cerrar