Rinoplastia.

La Rinoplastia es una cirugía en la que se resuelven principalmente los problemas estéticos de la nariz tales como la giba ósea, el hueso que sobresale del dorso de la nariz a semejanza de una joroba, las desviaciones hacia la derecha o izquierda de la totalidad de la nariz.

La cirugía de la nariz se ha popularizado en la juventud puesto que ha tenido una mayor aceptación social que otros procedimientos de la Cirugía Plástica, y se realiza en una proporción muy semejante tanto en hombres como en mujeres.

La nariz es la piedra angular de cualquier cara, es por eso que adquiere una importancia vital en el aspecto de las personas, y su cirugía se convierte en uno de los procedimientos más complicados dentro de la cirugía estética, aunque también en uno de los más agradecidos. Es a partir del desarrollo sexual cuando empieza a cambiar su aspecto, causando a veces problemas en la autoestima y la seguridad de la persona.

La Rinoplastia puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior.

No siempre es una cirugía reductiva. Hay pacientes que necesitan aumentar el tamaño de su nariz para dar más relieve a la punta, para levantar un dorso hundido o para corregir

deformidades tanto de origen congénito como traumático. En estos casos, el cirujano suele recurrir a injertos con tejidos del propio paciente para dar forma o sostén a la nariz.

Cada intervención es un caso diferente que debe evaluarse con detenimiento, no se trata sólo de reducir o aumentar el tamaño de la nariz. El cirujano debe adaptar la nariz a las facciones y características propias de cada persona, con el objetivo de que el resultado sea lo más natural posible.

Además de ser un elemento clave en la estética facial, la nariz es un órgano respiratorio cuya función tiene una gran trascendencia. El cirujano deberá tener presentes en todo momento ambos conceptos, el funcional y el estético.

Cuando se busca una solución a la nariz obstruida por tensión excesiva o desviación del septum o tabique nasal exclusivamente, nos estamos refiriendo a la Septumplastia. Existen otras estructuras dentro de la nariz: los cornetes y válvulas nasales o la propia mucosa inflamada entre otras, cuyas alteraciones congénitas o adquiridas pueden contribuir o ser la causa de la obstrucción.

A pesar de que este último es un procedimiento diferente, ambas operaciones- rinoplastia y septumplastia pueden realizarse en el mismo acto operatorio en la mayoría de los casos. La cirugía que incluye ambos procedimientos se denomina Septumrinoplastia o Rinoplastia funcional.

Existen dos tipos de Rinoplastia:

Rinoplastia Primaria

La Rinoplastia primaria es la que se realiza por primera vez. La experiencia y calidad del cirujano en una primera rinoplastia reduce considerablemente la posibilidad de tener que someterse a una rinoplastia secundaria.

Rinoplastia Secundaria

La Rinoplastia secundaria, es aquella que se realiza tras otra intervención. También se conoce como Rinoplastia de revisión o Rinoplastia postraumática. Es la intervención quirúrgica de la nariz …